Caballito Solidario

En el contexto de la crisis ocasionada por la pandemia de la COVID-19, Grassy anunció el 9 de septiembre de 2020 la campaña caballito solidario. El caballito de mar (símbolo de Grassy), en forma de dije de oro rosa, se vendía por 150€. El 100% de los beneficios recaudados se destinaron a FESBAL, Federación Española del Banco de Alimentos. Artistas y creadores se unieron de forma altruista para ilustrar la campaña en redes sociales, construyendo una imagen alrededor de la joya. De esta manera contribuyeron junto con importantes embajadores a la divulgación de la acción.
VER COLABORADORES

María Gimeno

La artista María Gimeno (Zamora, 1970), en colaboración con Justin Randolph Thompson, reflexionó sobre la duración del tiempo en Unwoven/Destejido, una acción desarrollada en la tienda Grassy en Gran Vía 1. Durante más de dos horas, Gimeno destejió una pieza de croché colocada en torno a las columnas de la tienda, justo encima del Museo del reloj antiguo de Grassy. Tras unos minutos de observación comenzó la acción. Justin rasgaba las cuerdas de su guitarra reinterpretando la canción folk “The Captain hollers hurry, I take my time, he’s making money and I’m making time” (El Capitán mete prisa al trabajador; yo tomo mi tiempo, él necesita hacer dinero, yo estoy haciendo tiempo), mientras Gimeno tiraba de la hebra. La pieza se destejía poco a poco, las palabras tejidas desaparecían en una acción en la que Gimeno lanzaba preguntas: “¿Vuelvo atrás en el tiempo? ¿Estoy perdiendo el tiempo?”. La pieza de lana era a cada vez más pequeña, mientras el ovillo iba creciendo y pesando más.

Nuria Mora

Desde noviembre a febrero de 2015 se pudieron ver las pinturas que Nuria Mora (Madrid, 1974) realizó en los cierres exteriores de la joyería Grassy de Gran Vía 1. La artista, que lleva varios años decorando calles de distintas ciudades con sus atípicos grafitis, se animó a dejar su impronta en la fachada de Grassy, pero de un modo algo secreto, ya que solo se podían disfrutar tras el cierre de la tienda y hasta que se volvía a abrir. Las figuras geométricas abstractas y de llamativos colores planos en inesperadas combinaciones fueron las protagonistas de esta intervención que puso una nota de alegría y luminosidad en esa zona de la calle.

Eugenio Ampudia

Fuego Frío fue una instalación de Eugenio Ampudia (Melgar, Valladolid, 1958) para la fachada del edificio de Gran Vía 1, realizada en colaboración con la galería de arte Max Estrella. La intervención tuvo lugar el 2 de diciembre de 2009 durante la fiesta de inauguración de La Rotonda Rolex. La acción, que implica al espectador, simula el incendio virtual del edificio y está inspirada en la idea del Manifiesto Futurista de Marinetti que decía “Quememos las bibliotecas (…) porque las cenizas serán el abono para las nuevas semillas”. Fotografía: Pedro Martinez de Albornoz.