Moritz Grossman

Auto Enamel: oro blanco, 41mm, mecánico manual

Ya en la primera mitad del siglo XIX Moritz Grossmann desarrolló y patentó nuevos avances en el ámbito relojero.

Desde 2008, el renacer de la marca ha llegado impulsado por una nueva manufactura, preservando los hábitos más tradicionales y los estándares más exigentes de la relojería alemana.

Su limitadísima producción es el fiel reflejo de su filosofía.

Beni Power Reserve: oro rosa, 41mm, mecánico manual

Atum Pure: acero, 41mm, mecánico manual

Atum: oro blanco, 41mm, mecánico manual